Cuidado no te atragantes mientras comes

Crónica de una cena

En el mar moría mucha gente, más gente que en la costa – decía el informativo- salen condenados al naufragio y sólo podemos esperar a la llamada o a que se acerquen a una zona visible, y claro, sin propasarnos de las fronteras.

-¿No sería más fácil ir a recogerles a la costa y no tener que esperar a que corran el riesgo de morir?

-En ese caso no habría negocio, a demás hay unos simpáticos guardacostas armados con “kaláshnikovs” avistando la zona.

– ¿Y a qué llamada se refiere?

– Las mafias les proporcionan un teléfono para llamar. A ellos les interesa que alguien los rescate, si muriesen no sería una buena publicidad. Llaman ellos mismos a las ONG’s y asociaciones enviadas por el Gobierno, no del nuestro eh, de otros, creo que de Italia y esos de Greenpeace, que están en todas partes.

-Pero, entonces, están ayudando a las mafias. Si obedecen como se espera, no parara de existir este negocio.

– Si no fuesen a buscarlos morirían allí mismo, o en otro sitio, esa gente no tiene dónde caerse muerta, piensa que están muy desesperados.

-Y, ¿no traen equipaje?

-¿Te piensas que están de vacaciones? Esa gente no tiene nada ya que poder llevar consigo, lo han perdido todo.

Sólo recibimos una mayor donación cuando se hace mayor publicidad,  como cuando el Papa hizo una misa concienciando a la población, pero con el tiempo se nos olvida que existen personas que están sufriendo a no tantos kilómetros de nosotros. 

-No he podido salir a comprar yogures hoy.

-Cogeré un flan.

-Mira como aplauden y lloran cuando los rescatan, si supieran lo que les espera aún.

-Joder!, y encima se empujan para salir de la lancha, la verdad es que se ven desesperados.

Pneumáticos Hancook, patrocinadores del Real Madrid […] Mini Cubman desde 20.900€ […] Nuevo Jaguar F. Pace desde 42.900€ […].

-Con este coche yo ya estaba contenta.

-Anda, y parecía tonta cuando la compramos.

La “mysère” mata, perdí mi casa, en mi país no tengo casa, asesinaron a mi padre, nos robaron, nos golpearon y nos quitaron la libertad. 

– ¿Por qué los salvan si los meterán en un avión y los deportaran?

– No sé que se piensan que van a encontrar, les darán una patada en el culo y los deportarán.

Si con un barco prestado nos hemos plantado aquí para hacer esto, aquí hay alguien que no lo está haciendo bien. 

-Bueno pues me parece bien, si tuviese un barco quizás también se lo daba, ahora primero me tiene que tocar el euromillon.

 

Inspirado en el documental Astral de Salvados

 

 

Versión porno del poema Número 15 de Pablo Neruda | Diana J. Torres


Me gustas cuando besas porque estás como pirada,
con los ojos en blanco y tu cara de ida,
parece que se te hubiera olvidado la pastilla
y parece que un dedo te cerrara la herida.

Como todo el deseo está lleno de mi ansia,
con tu lengua sigilosa, llenas el ansia mía.
Larva incompleta te pareces a mi ansia
y te pareces a la palabra ninfomanía.

Me gusta cuando lames y estás como a tu rollo
y estás como frotándote y emitiendo un murmullo.
Y no me oyes ni de lejos y mi mano no te alcanza:
déjame que me corra con el gemido tuyo.

Déjame que te bese también con estos labios,
rojos como una sangre, frescos como una fuente.
Eres como la noche licuada y oscura,
tu grito es de astro, tan salvaje y ardiente.

Me gusta cuando te corres porque estás como vencida,
pálida y piadosa como si hubieras muerto.
Un roce entonces, un susurro bastan.
Y estoy caliente, caliente porque no sea cierto.

-Diana J. Torres

CURÁNDOME

No sé por qué me colapso y me ansío en situaciones de mierda. Se nos unen los lazos y mi mente está al borde de ser atropellada por un jodido tanque.
Quizás hasta ahora haya sido todo irreal: risas provocadas por la inexperiencia, el sexo y las drogas. Quizás todo lo he hecho mal y cuando tú te plantas delante con tus aires de soy un chico normal no sepa por dónde pillarte.
¿Por qué necesito saber de tus traumas y tus pesadillas?
¿Para convencerme de que eres tan real como yo?
Para convencerme de que tienes algo podrido que podemos compartir y a lo que podemos culpar cuando ya no nos queramos, por qué tú eres así por tus mierdas y él por las suyas y nadie cambia. Para poder permitirte ser mugre cuando lo necesites sabiendo que él también lo será.
Llegaré a tu vida y pensarás que podemos ser felices juntos, que podrás salvarme por qué tengo esos aires de princesita tonta y despistada que necesita un hombre que la salve de si misma y de la vida. Pensarás que puedo llevarme bien con tus amigos, cocinarte los domingos y comerte la polla los sábados; todo entre risas continuas, muchas babas y cigarros. O quizás es lo que pienso yo.

Me pongo cachonda

Me pone mi culo de melocotón tan redondo cómo peludo. Me pone el bello que me baja de la nuca hacia las nalgas. Me gusta que se erice cuando me rozas. Siento más placer que nadie cuando lo haces porque lo puedo notar de extremo a extremo de mi cuerpo. Me gustan mis clavículas. Me gusta mi esqueleto con todas sus aristas y oquedades. Me gusta montarte y mirarme de reojo y observar cómo mis nalgas se balancean.

Me pongo cachonda de pensar que te pongo tanto como me pongo a mí misma.

Cuando me cambio mil veces de ropa me acaricio mi perfecta cintura y pienso porque no podría lucirla sin que nada la cubriera. Querría ir en pelotas y que todo el mundo observara lo bella que soy. El pelo también me contornea esa parte de mi busto, y se enrosca en mi ombligo. Me encanta mi ombligo. Me encanta la estrella esculpida por un médico anónimo que lo rellena y me encanta que más bello (muy bello) lo enmarque en un espiral. No consigo decidirme, me pongo más cachonda desnuda, y me estoy más rato en pelotas que probándome nada.

Me toco los pezones para que se pongan duros. Me gustan más cuando están así. Me podría pasar horas acariciándolos suavemente, como si fueran dos tesoros, como si se fueran a romper. El bello también me recorre el canalillo y contornea los pezones. Y eso hace que estén más suaves y me pone aún más.

Me pongo, me pongo aunque penséis lo contrario, me pongo aunque me digáis que no debería de hacerlo. Me pone mi naturalidad, me pone mi forma de ser, me pone mi cerebro. Me ponen mis labios, también los de abajo, tan grandes que podrían hablar y decir más verdades que las que vosotros habéis dicho en vuestra vida.

Hoy

SONY DSC

Hoy comienzo este proyecto que hace tiempo que tenía en mente. No sé muy bien qué voy a compartir aquí; sólo sé que va a ser una ventana al mundo en forma de escritos, de críticas, de fotografías, etc. Como el mismo nombre indica, será un cajón de caos (cajón de-sastre ya estaba cogido). Simplemente subiré mis mierdas cuándo me apetezca a modo de desahogo.  Si os gusta: perfecto, estáis invitados a comentar y a todo lo que os parezca, y si no…. no lo hagáis.

Paz